Usted está aquí

Inicio » PROGR. Y ESTUDIOS

Seguimiento de la población de la Gaviota Patiamarilla en Ceuta.

1.- Introducción.

Este proyecto está dirigido por el Grupo de Anillamiento Chagra, y cuenta con la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente de Ceuta. El ámbito geográfico de actuación es la Ciudad Autónoma de Ceuta, situada en la orilla sur del Estrecho de Gibraltar, entorno geográfico privilegiado que justifica doblemente el estudio: una, por encontrarse en una zona de gran paso migratorio; y otra, por la escasez de proyectos de este tipo en la vertiente africana del Mar Mediterráneo.

2.- Metodología:

2.1.- Métodos de trampeo y Fechas de Actuación.

El proyecto consiste en marcar los ejemplares capturados con una anilla metálica en el tarso derecho, y una anilla de PVC blanca, con código negro en el izquierdo. En el año 2014 se ha terminado con la serie “N:1LL”, iniciada en 2013, y se ha empezado con la “N:2LL” , dónde LL son dos letras.

Este año los métodos más utilizados han sido el anillamiento en nido y la captura de pollos volantones, recogidos con la mano en diversos lugares de la ciudad. Por el contrario, nos vimos obligados a renunciar a otro sistema que en 2013 nos proporcionó numerosas capturas, la trampa con lazos corredizos (similares a ball-chatri), debido a que las gaviotas parecían haber aprendido el engaño (solo una captura en el mes de febrero). Los volantones anillados han sido recogidos tanto por personal de Obimasa, empresa municipal encargada del protocolo de retirada de nidos de Larus michahellis de los edificios y zonas urbanas en la Ciudad de Ceuta, como por avisos directos de particulares que comunicaban la presencia de pollos atrapados en viviendas o que deambulaban por las calles de la ciudad. Por último, existe un pequeño número de ejemplares recogidos enfermos, y que han sido anillados y puestos en libertad tras su recuperación.

Además de la singularidad de la situación geográfica de la Ciudad de Ceuta, como colonia de cría de Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) presenta también características que la hacen diferente. Las gaviotas, que durante años tuvieron una fuente segura de alimento en el vertedero de Santa Catalina, con la clausura del mismo fueron abandonando progresivamente la colonia de cría de la ZEPA de los acantilados del Monte Hacho, colindante con el citado vertedero, para convertir la totalidad del casco urbano como lugar preferido para su reproducción. Esta circunstancia ha supuesto un esfuerzo adicional para los anilladores: buscar los nidos edificio por edificio; y  gestionar las autorizaciones pertinentes para acceder a centros públicos y viviendas privadas.

2.2- Plan de Trabajo: Objetivos y Justificación.

La experiencia nos ha demostrado que el objetivo cuantitativo inicial era totalmente insuficiente, ya que es necesario el marcaje de muchos ejemplares para obtener resultados significativos. Tal vez la cifra quedó condicionada por el escaso número de anillamientos de Larus michahellis que se habían llevado a cabo en nuestra ciudad antes de iniciar el proyecto, que nos hizo ser excesivamente prudentes a la hora de estimar nuestra capacidad de anillamiento.

Por lo tanto, el nuevo objetivo consiste en marcar una media de 100 ejemplares anuales durante un periodo de 5 años.

Los principales objetivos, a los efectos de obtener información, que se plantearon fueron:

a) Analizar los movimientos de la población residente de la Gaviota Patiamarilla (Larus michahellis) a lo largo de la costa ceutí, tanto en el periodo reproductor, como fuera del mismo, utilizando como herramienta de trabajo fundamental para el seguimiento de individuos el anillamiento y marcaje con anillas de lectura a distancia.

b) Estudiar y determinar la dispersión post-reproductora de los ejemplares juveniles tanto a nivel local como fuera de la ciudad de Ceuta.

c) Analizar los cambios de comportamiento poblacional de la especie en los próximos años, condicionados por la drástica alteración en sus lugares de alimentación y colonias de reproducción

d) Determinar los lugares y hábitos tróficos de la población reproductora.

e) Analizar los efectos de  las medidas de control llevadas a cabo por el gobierno local sobre  la población residente.

A pesar del que el proyecto está todavía en su fase inicial, ya se van consiguiendo datos significativos que nos dan la posibilidad de ir planteando las primeras hipótesis, que, por supuesto, tendrán que ir siendo confirmadas en años posteriores.

Autores: Joaquín López Rodríguez y Miguel Angel Guirado Cajal.

Email: chagraceuta@gmail.com

La distribución temporal de los anillamientos se expresa en la siguiente tabla:

4.- Resultados.

Desde el 18 de mayo hasta el 22 de diciembre de 2013 se han marcado 88 ejemplares, cuya distribución por edades es la siguiente: 

Se ha obtenido alguna información del 59% de los ejemplares anillados.

De los 23 pollos anillados en nido, se ha comprobado que el 65% (15) han conseguido llegar a las playas, superando su primera fase de vida.

Se han encontrado 5 ejemplares muertos en los meses de junio y julio, todos ellos correspondientes a pollos volantones capturados y liberados. Dos de ellos fueron atropellados, otros dos murieron por enfermedad, y el otro fue encontrado exhausto y murió en las horas siguientes.

Desechando las observaciones obtenidas antes del 1 de septiembre, para los pollos anillados en nido y los volantones, y las obtenidas en la semana posterior a su anillamiento, en el resto de ejemplares, el total de controles de aves vivas es del 34%,  distribuidos de la siguiente forma:

  Pollos en nido Volantones Trampeados Enfermas Total
Anillados 23 35 18 11 88
Controlados 9 11 8 2 30
Porcentaje 39% 31% 42% 18% 34%

De las 30 aves controladas, 26 lo han sido en la Ciudad de Ceuta. Las otras cuatro observaciones se detallan en la siguiente tabla:

Destacar que dos de los ejemplares controlados en la península pertenecen a un mismo nido, N:1PL y N:1PM.

Se ha creado una ficha en Excel para contestar a los observadores con el historial de cada ave.

El número de ejemplares observados mensualmente desde septiembre hasta diciembre se refleja en el siguiente gráfico:

5.- Conclusiones.

Los ejemplares anillados se mueven a lo largo de toda la costa ceutí, localizándose en diferentes playas de las dos Bahías. Ejemplos de historiales:

N:1NT - 08/06/2013 (se anilla en Murallas Reales)

19/07/2013 (Playa del Chorrillo)

11/09/2013 (Playa Benítez – Tampolín)

12/09/2013 (Playa del Chorrillo)

15/09/2013 (Playa Benítez-Trampolín)

17/10/2013 (Playa Benítez-Trampolín)

N:1PN - 13/06/2013 (se anilla en Cementerio de Ceuta)

13/08/2013 (Playa de Benzú)

07/11/2013 (Playa de Punta Blanca)

14/12/2013 (Playa de Benzú)

13/12/2013 (Playa del Cementerio)

La dispersión post-reproductora de los ejemplares juveniles se realiza a lo largo de todas las playas de la ciudad, pero todavía no se tiene constancia de presencia en edificios ni calles del centro urbano. En ellas, suelen concentrarse ejemplares adultos, aunque tampoco se ha observado ninguno anillado. A veces, se les ve en zonas humanizadas (Parque del Mediterráneo, zona portuaria, etc.).

Un pequeño número de los controles se han realizado en la Península Ibérica, tres hacia el Noroeste (Océano Atlántico) y uno hacia el Nordeste (Mar Mediterráneo). Su distribución ha sido reflejada en la tabla del apartado 4.

A pesar de todo, es necesario recopilar un mayor número de datos para obtener conclusiones sobre los interrogantes planteados en los objetivos del proyecto, ya que es demasiado pronto para establecer ninguna hipótesis con las observaciones que hasta la fecha se han obtenido.

Confiamos en que el desarrollo en el tiempo del proyecto pueda facilitarnos dichas respuestas, por lo que consideramos necesario continuar con los anillamientos durante el año 2014.  

Autores: Joaquín López Rodríguez y Miguel Ángel Guirado Cajal.

Email: chagraceuta@gmail.com

Los lugares escogidos en 2014 para el anillamiento de pollos han sido los siguientes: CEIP Ortega y Gasset, IES Siete Colinas, IES Clara Campoamor, Puerta Califal, Murallas Reales, Cementerio de Ceuta y algunas viviendas particulares.  La distribución temporal de los anillamientos de 2014 se expresa en la tabla nº 1:

3.- Resultados.

Durante el año 2014 se han marcado 128 ejemplares, cuya distribución por edades se detalla en la tabla nº 2:

Esta cifra supone un incremento del 45% sobre los anillamientos del año anterior, siendo 216 ejemplares los anillados entre las dos campañas.

En 2014 se han controlado 46 ejemplares anillados en 2013 (52,3%) y 61 ejemplares vivos y 1 muerto del 2014 (49%). Si tenemos en cuenta los dos años de proyecto, el total de individuos controlados de la campaña 2013 ascienden a 51 vivos y 5 muertos, por lo que el porcentaje de recuperaciones alcanza el 63,6%, una cifra muy elevada que compensa el esfuerzo realizado.

Este año se han realizado 42 controles fuera de la Ciudad de Ceuta, correspondientes a 27 aves diferentes, de las que 10 son de la campaña de 2013 y 17 de la de 2014. Una de estas gaviotas se ha controlado en dos regiones diferentes, Huelva y Aveiro.

6 de estas aves que se han controlado fuera de Ceuta, luego han vuelto a ser observadas en nuestra ciudad: 2 han vuelto de Málaga; 2 del Algarve (Portugal); 1 de Cádiz (Tarifa); y 1 de Marruecos (Mediterráneo). También se ha comprobado un trayecto de ida y vuelta en una gaviota observada el año pasado en el Puerto de Málaga, y que en 2014 se ha controlado en la Playa de Benzú (Ceuta). Por lo tanto, son siete los ejemplares de los que se tiene constancia de que hayan abandonado la ciudad y han vuelto, seis de ellos cruzado en los dos sentidos el Estrecho de Gibraltar.

La región donde se han obtenido un mayor número de controles ha sido la provincia de Málaga, seguidos de la provincia de Cádiz y el Algarve (Portugal).

La distribución de los controles fuera de Ceuta, detallados por regiones, se expresa en la tabla nº 3:

En el gráfico nº 1 se detalla el número de ejemplares observados en cada mes del año, diferenciando entre los anillados en 2013 y los de 2014.

4.- Discusión.

Con los datos obtenidos hasta la fecha, ya se pueden ir esbozando algunas hipótesis que den respuesta a los cinco objetivos que planteamos al iniciar nuestro proyecto.

a) Los movimientos locales de los ejemplares controlados se realizan a lo largo de todas las playas de la ciudad, pudiendo observarse un ave en lugares distintos durante el mismo día. Todavía no se tiene constancia de la presencia de ejemplares anillados en edificios ni calles del centro urbano, aunque, a veces, se les ve en zonas humanizadas (Parque del Mediterráneo, zona portuaria, etc.).

b) El área de dispersión ha aumentado con las recuperaciones de este año, sobre todo en lo que respecta al Océano Atlántico, desde el sur de Marruecos (Essaouira, 31º30'N 9º46'W) hasta el Norte de Portugal (Matosinhos, 41º10'N 8º41'W). Por el Mediterráneo, sin embargo, la zona se ha ampliado muy poco, abarcando sólo desde el Norte de Marruecos (Martil, 35º36’N 5º15’W), hasta la provincia de Málaga (Caleta de Vélez, 36º44’N 4º04’W). Estos resultados son muy similares a los obtenidos en el proyecto de Tarifa (Cuenca y Delgado, 2014). El estudio de los historiales hace suponer que los movimientos a través del Estrecho de Gibraltar son más habituales de lo que se ha podido comprobar con los controles realizados, ya que hay ejemplares que se han observado en Ceuta en numerosas ocasiones y que, de repente, “desaparecen” durante un periodo de tiempo para volver a ser habituales luego otra vez. Incluso, es posible que los movimientos de ida y vuelta se hagan en periodos muy breves; N:1RV, observada en la Isla de Tarifa el 07/08/2014, se volvió a controlar en la Playa de Punta Blanca (Ceuta) al día siguiente, 08/08/2014 a las nueve de la mañana.

c) En lo que respecta al comportamiento de la población reproductora, se está demostrando un claro desplazamiento de esta especie hacia el casco urbano, quedando las antiguas colonias de los acantilados del Monte Hacho cada vez más despobladas. Este movimiento está provocando tensiones entre los habitantes de la ciudad, que ven a la Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) como un enemigo al que hay que eliminar. Por otro lado, se aprecia también una clara invasión de los seres humanos en el medio natural de las gaviotas, ya que las playas de nuestra ciudad se encuentran ocupadas durante todo el año, tanto en verano, con la temporada de baños, como en invierno, cuando hay infinidad de personas caminando, paseando a los perros o pescando, que hacen imposible que las gaviotas se puedan sedimentar en ellas. Además, es una “diversión habitual” de los visitantes de las playas lanzar piedras contra las gaviotas o perseguirlas con sus perros. De esta manera, es lógico pensar que estas prefieran los tejados de los edificios o las zonas portuarias para establecer su residencia.

d) Como hemos dicho anteriormente, en la Ciudad de Ceuta no existe vertedero, por lo que las gaviotas han tenido que buscar otros métodos para encontrar alimento. En el casco urbano se las ve con frecuencia en contenedores de basura, Puerto pesquero, Mercados y patios de colegios. En las playas se suelen acumular al final de la jornada en verano, aprovechando los restos dejados allí por los bañistas, y durante todo el día en invierno, intentando recoger los peces y animales marinos que llegan muertos a la orilla.

e) Hasta ahora no tenemos datos concretos sobre los resultados de los controles sobre nidos que está llevando la empresa municipal OBIMASA, pero se tiene constancia de la retirada de numerosos nidos en viviendas y edificios públicos. A pesar de ello, no parece que estas actuaciones estén teniendo una repercusión importante en la población de Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) que se mantiene estable.

El primer año y medio de proyecto está respondiendo e incluso superando las expectativas creadas cuando fue puesto en marcha. El marcaje con anillas de lectura a distancia se está consolidando como un método muy eficaz y apropiado para el seguimiento de esta especie, por lo que consideramos totalmente justificada la continuidad del proyecto para el año 2015.

5. Agradecimientos.

Queremos agradecer la colaboración que hemos recibido de los miembros del Grupo de Anillamiento Chagra, la Sociedad de Estudios Ornitológicos de Ceuta y la Consejería de Medio Ambiente de la Ciudad Autónoma de Ceuta. Pero este año, sin duda, hay que hacer una mención especial al trabajo realizado por nuestro compañero Andrés Martínez Montes, que se ha convertido en una pieza fundamental del equipo, circunstancia que se ha visto reflejada en los resultados con el aumento importante en 2014 del número de anillamientos realizados.    

Autores: Miguel Angel Guirado Cajal, Joaquín López Rodríguez, Andrés Martínez Montes.

Email: chagraceuta@gmail.com

En 2015 se han marcado 107 ejemplares, cuya distribución por edad es la siguiente:

La distribución temporal de los anillamientos de 2015 se expresa en la siguiente tabla:

El total de ejemplares anillados en los tres años de proyecto es de 325.

En este periodo del año 2015, se han controlado un total de 36 ejemplares vivos y 1 muerto anillados en 2013 (41,6%), 56 ejemplares vivos de 2014 (43,4%) y 42 ejemplares vivos y 6 muertos de 2015 (44,8%).

Los controles realizados fuera de la Ciudad de Ceuta en 2015 han sido los siguientes:

El total de ejemplares observados fuera de Ceuta en los tres años son:

El área de dispersión ha aumentado este año en el Océano Atlántico, abarcando desde el sur de Marruecos (Agadir, 30º26'N 9º39'W) hasta el Norte de Galicia (Sta. Cruz de Oleiros, A Coruña, 43º20'N 8º20'W). Por el Mediterráneo, sin embargo, los límites se han mantenido desde el Norte de Marruecos (Martil, 35º36’N 5º15’W), hasta la provincia de Málaga (Caleta de Vélez, 36º44’N 4º04’W). De los 43 ejemplares controlados fuera de nuestra ciudad, 16 han vuelto a verse en Ceuta (37,2%). Además, por primera vez se ha constatado un viaje de ida-vuelta-ida, ya que N:2AX se observó en Málaga (noviembre 2014), retornó a Ceuta (junio 2015) para volver a Málaga meses después (octubre 2015).

  Las medidas de control llevadas a cabo por el Gobierno local consisten en la retirada de nidos a demanda ciudadana o bien de organismos oficiales. Localizados los nidos, se retiran los huevos y cuando ya hay pollos se retiran estos también. Cuando es posible, se retira el material acumulado a fin de dificultar segundas puestas (Ruiz, JL., comunicación personal).

Desde que se inició el proyecto, los resultados de retiradas de nidos son los siguientes:

Año 2013: 45 intervenciones, 105 nidos retirados.

Año 2014: 44 intervenciones, 104 nidos retirados.

Año 2015: 58 intervenciones, 152 nidos retirados.